MICHAEL JACKSON Y SU VACÍO CÓSMICO

 

Toda persona viene a este mundo con un vacío no en su ser físico, su cuerpo, sino en su ser emocional y espiritual. Se sabe que el ser es una tricotomía de espíritu, alma y cuerpo. Los filósofos existencialistas tanto materialistas como cristianos, afirman de una u otra manera que el ser humano nace con el “vacío cósmico”, el vacío en el ser; pero son los existencialistas materialistas quienes más énfasis hacen en ello, porque no  tienen resuelto el conflicto de ese vacío y por lo tanto su lenguaje en los escritos que dejaron, es de amargura, frustración, pesimismo, derrota y hasta de una alta dosis de resentimientos.

Una galería de materialistas, entre ellos Jean Paul Sartre, Nietche y Kikegard, vivieron casi toda su existencia frustrados porque hablaron de cómo se sentían, de su patología, pero nunca identificaron el origen de su enfermedad ni mucho menos encontraron su terapia, mientras que, por el contrario, los cristianos  han identificado ese vacío y hallado la solución porque  saben que ese “vacío cósmico” es el vacío de Dios quien nos hizo a su imagen y semejanza, o sea, “espíritu viviente,” (1 Corintios 15:45) y por lo tanto ese vacío solamente puede ser lleno con la presencia del mismo Dios.

 Un caso elocuente de vacío cósmico es la vida del cantante Michael Jackson, multimillonario pero cuya existencia fue casi toda una vida de infelicidad, aunque es bien sabido que son muchísimos más los casos de ricos y famosos similares a él. En resumen, sufrió una baja autoimagen y aún cuando no padecía una supuesta enfermedad en su piel, poco estuvo conforme con su apariencia para lo cual se mandó hacer cirugías. La mayoría de sus éxitos fueron agridulces y constantemente se le veía deprimido y evasivo a los medios. La niñera, Grace Ruaramba quien trabajó para él durante 17 años afirma que le suplicaba que le suministrara fármacos y según el periódico The Sunday Times ella declaró debía hacerle lavados de estómago con frecuencia para librarlo y desintoxicarlo de la mezcla de cocteles de analgésicos  que consumía. Después de su muerte encontraron también en su casa poderosos anestésicos utilizados en cirugía.

El “rey del pop” sí fue un rey rico y famoso, pero casi siempre vacío e infeliz.   Y ¿por qué toda esta desgracia? En parte, dicen que fue causada por su padre, pero también  por otras razones que Dios nos aclara en la Biblia, no solamente acerca de él; sino de cualquier ser humano que puede llegar a correr el riesgo de presentar un perfil similar. ¿Cuáles son esas otras razones?

 

  1. 1. “Las riquezas son inciertas”.- Esta es una declaración irrefutable de Dios. No significa que las riquezas sean malas, leamos el texto completo en 1 Timoteo 6:17. “A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.” Hay dos enseñanzas fundamentales respecto a las riquezas si queremos ser felices: a. una, que el problema es poner la esperanza en las riquezas y no en Dios. “Poner la esperanza” en este versículo viene del griego elpizo, que significa: aferrarse de algo confiando ciegamente. Pero si ese algo son las riquezas, entonces la Biblia dice que son “inciertas.” Sabemos que lo cierto es lo verdadero y lo incierto es lo falso, lo que no puede dar la auténtica felicidad, ni la salvación. Estábamos en el canal de televisión Telemundo de Orlando, Estados Unidos el día que murió Michael Jackson y cuando comentamos  que casi nunca se le vio feliz, instantáneamente un presentador de deportes dijo: “eso demuestra que las riquezas no producen la verdadera felicidad.” b. la segunda es que las riquezas sin Dios gobernando la vida llegan a constituirse en una desgracia porque según lo que Dios dice en este texto, los ricos tienen el riesgo y la tentación de volverse: “altivos” lo cual significa soberbios, duros de corazón, inmisericordes, autosuficientes. Ya sabemos por la Biblia y por la historia cómo terminan los arrogantes: locos como Nabucodonosor o comidos vivos de gusanos como Herodes Agripa, de cuya forma de morir da también testimonio el historiador judío del siglo I Flavio Josefo. Hechos 12:23 “Al momento un ángel del Señor le hirió, por cuanto no dio la gloria a Dios; y expiró comido de gusanos.” Dios quiere que rindiéndonos a El, disfrutemos las riquezas. 1 Timoteo 6:17b

A Dios le agrada que sus criaturas vivan confortablemente y sean felices con las cosas materiales pero les advierte que si son  materialistas excluyéndole de sus vidas, serán tarde o temprano desgraciados. En el sabio libro de Eclesiastés 5: 18-19 se manifiesta la bondad de Dios revelada: “He aquí, pues, el bien que yo he visto: que lo bueno es comer y beber, y gozar uno del bien de todo su trabajo con que se fatiga debajo del sol, todos los días de su vida que Dios le ha dado; porque esta es su parte. Asimismo, a todo hombre a quien Dios da riquezas y bienes, y le da también facultad para que coma de ellas, y tome de su parte, y goce de su trabajo, esto es don de Dios.” Es importante observar cómo se insiste en reconocer a Dios en la vida por medio de los términos que es él quien ha dado los bienes y riquezas. Si no es así, el hombre terminará algún día siendo un ser infeliz. Miremos brevemente otro aspecto relacionado.

 

  1. 2. “Un mal muy común y doloroso”.- Así dice Dios en la Biblia ¿cuál es este mal común? Leamos Eclesiastés 6:1-3. “Hay un mal que he visto debajo del cielo, y muy común entre los hombres: Es el del hombre a quien Dios da riqueza y bienes y honra, y nada le falta de lo que su alma desea; pero Dios no le da la facultad de gozar de ello, sino que lo disfrutan los extraños. Esto es vanidad y mal doloroso. Aunque el hombre engendrare cien hijos y viviere muchos años, y los días de su edad fueren numerosos; si su alma no se sació del bien, y también careció de sepultura, yo digo que un abortivo es mejor que él.” Ese mal es que la parte emocional, del alma o el sentir satisfacción de disfrutar no se cumpla, versículo 2. Aquí nos habla de lo que la mayoría de nuestra sociedad desea “bienes y honra” o en términos modernos llegar a ser: “ricos y famosos,” pero desafortunadamente la mayoría de las veces, infelices. La otra parte que se menciona en este versículo es la espiritual, donde la verdadera y sobre todo completa satisfacción del hombre no son las riquezas, sino saciarse del bien. El bien es la parte espiritual, por ejemplo la satisfacción  de la redención y el gozo de Cristo. En el mismo Eclesiastés 5:10, leemos donde  Dios nos muestra que lo malo y el pecado no es el dinero sino “El que AMA el dinero no se saciará de dinero…” El problema en sí no es el dinero sino como dijo el apóstol Pablo, “el amor al dinero.” Conclusión, el mal muy común y doloroso es el pecado de echar fuera a Dios de la vida y amar más al dinero. Este mal muy común es con frecuencia un legado maldito de una generación a otra.

 

  1. 3. Solo Cristo puede llenar el vacío cósmico, el vacío de Dios, sanar las heridas y redimir  del  pecado.- Finalmente, seríamos injustos por ejemplo con Michael Jackson si no se recordara que él hubiera podido vivir muy feliz con su dinero, de no ser, en gran medida, porque su padre, Joseph, a lo mejor con las mejores buenas intenciones pero equivocado; pues como dice el comentarista colombiano de cine y farándula Manolo Bellón, desde su más tierna infancia, apenas de 5 años le impuso los rigores de una disciplina casi militar y más aún cuando se dio cuenta de su talento para el baile y el canto. Michael siempre quiso ser el Peter Pan aferrado a la adolescencia y la infancia que nunca vivió. Su resentimiento se demuestra ahora que se dice dejó desheredado en el testamento a su padre. ¿Tenía heridas en su alma? Lo más seguro que sí.  Pero hay un mensaje de esperanza y reconciliación al recordar que Cristo vino a sanar las heridas, a llenar ese vacío con la presencia amorosa de su Santo Espíritu  y a perdonar. En Lucas 4: 16-19 hay una promesa reconfortante. “Jesús vino a Nazaret donde se había criado; y en el día de reposo entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer. Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito: “El Espíritu del Señor está sobre mí por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón (en el original significa a sanar a los de corazón roto o hecho pedazos); a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos.” Todo lo que el ser humano tiene que hacer es entregarle a Jesús los pedazos de la vida completamente arrepentida. El garantiza que su sangre le limpia de todo pecado.

Queda una promesa final de Dios para resolver el vacío cósmico en Jeremías 33: 6 y 8-9: “He aquí Yo les traeré sanidad y medicina; y los curaré, y les revelaré abundancia de paz y de verdad. Y los limpiaré de toda su maldad con que pecaron contra mí; y perdonaré todos sus pecados con que contra mí pecaron, y con que contra mí se rebelaron. Y me será a mí por nombre de gozo, de alabanza y de gloria, entre todas  las naciones de la tierra, que habrán oído del bien que yo les hago; y temerán y temblarán de todo el bien y de toda la paz que yo les haré.”

 

 Si desea ayuda entre a la sección Solución a sus problemas. Recomiende esta página a sus contactos.

Buscar



Get the Flash Player to see this player.
Flash Image Rotator Module by Joomlashack.
The Flash Image Rotator module is now 1.5 Ready!
Your CMS just got even better! Upload your images and GO!
NEW transitions and stunning Ken Burns effects for your photos!
This is a FREE module only from Joomlashack!
Image 5 Title